En muchos lugares del mundo viajar con tu mascota es de lo más sencillo; su acompañamiento está tan normalizado que aquellos lugares donde no se permiten animales se han convertido en una extraña excepción con respecto al grueso. Nos referimos a medios de transporte y alojamientos, donde a día de hoy resulta muy común ver a viajeros acompañados de sus peludos colegas.

Sin embargo, el caso de España es especial, puesto que las medidas beneficiosas dedicadas a este respecto van más despacio que en gran parte de, al menos, los países de la Unión Europea, donde como decimos se permite la compañía de mascotas en casi cualquier parte. Nuestro país empieza a despertar en este ámbito, pero las comparaciones son odiosas y a juicio de las mismas el proceso se está desarrollando muy lentamente.

Alojamiento con mascotas

Actualmente ya son muchos los hoteles, hostales, pensiones y demás hospedajes los que aceptan animales de compañía, ya que desde estos negocios son perfectamente conscientes del aumento de familias que los adoptan, y el consiguiente incremento de la demanda de estos servicios.

En muchos casos, los propios alojamientos no publicitan su admisión a las mascotas, y es que quizás el problema en este aspecto sea mayormente social; se dan casos en los que los viajeros que no son amantes de los animales, no tienen ninguna intención de compartir estancia con ellos, y es entonces cuando se desencadenan unas quejas que a los hosteleros tampoco les vienen nada bien.

RENFE y los animales de compañía

En el caso de la empresa ferroviaria española se empiezan a permitir animales acompañados de sus dueños, pero eso sí, las restricciones que existen en referencia a ellos no son pocas. Con la intención de que no tengas confusión alguna que pueda acabar derivando en desagradables sorpresas, desde RailPanda te vamos a explicar las normativas para poder llevar a tu amigo de cuatro patas sobre las vías, así que presta atención porque cada red de trenes tiene sus propias pautas:

  • AVE y Larga Distancia: en este caso su presencia en el tren dependerá del consentimiento del resto de viajeros, además de que el dueño tendrá que hacerse responsable de cualquier molestia o desperfecto que el animal en cuestión pueda causar. Tiene que pesar menos de 10 kg e ir correctamente encerrado dentro de una jaula o transportín destinado a estos efectos. Salvo que viajes en las clases Preferente sentada, Club, cama Preferente, cama Gran Clase o Butaca Gran Confort tendrás que abonar el 25% del coste de tu billete si quieres ir acompañado por tu mascota.
  • Media Distancia y Avant: cuando hablamos de este tipo de recorridos, las restricciones son exactamente las mismas que en los anteriores, con la diferencia de que se podrá limitar la cantidad de animales en el convoy en caso de que haya saturación de viajeros.
  • Cercanías: en los trenes de corto recorrido no será necesario un transportín que encierre a tu mascota, pero sí deberás llevarlo atado con su correa y en caso de ser un perro, con un bozal. Si algún otro viajero tiene algún problema con tu compañía se te podrá restringir el viaje, y si ésta deriva en algún desperfecto tendrás que hacerte responsable del mismo. Para este tipo de trenes, el desplazamiento será gratuito para los animales.
  • Perros lazarillo: RENFE se ajusta a la legislación vigente para disponer que los perros lazarillo suponen una honrosa excepción, a la cual se permite viajar de manera gratuita independientemente del recorrido del viaje y de la clase que ocupe su dueño.

RailPanda con las mascotas

Desde RailPanda estamos totalmente de acuerdo con que se permita el transporte de mascotas –como podría ser el caso de nuestro panda– en los trenes, y esperamos que en los próximos años se siga avanzando en facilitar su presencia en los viajes eliminando algunas restricciones. En cualquier caso, ya que te gastas un 25% más en el billete para llevar a tu mascota, trata de ahorrar lo máximo posible comprándolo a través de nuestra web.