En RailPanda hemos hecho una selección de nuestros restaurantes favoritos para cenar con amigos o disfrutar de la cena de empresa en Madrid esta navidad.

BAR PAJARITA

pajarita-05

En el Bar Pajarita hacen cocina fusión contemporanéa influenciada por cocinas de todo el mundo. No necesitareis cuchillos, incluso podréis prescindir de los tenedores si os atrevéis con los palillos. Situados en el barrio de Malasaña, Pajarita os proporciona una experiencia única en un ambiente acogedor, moderno y cuidado. Y la diversión no acaba con la comida después habrá buena música, copas y cocktails.

NIMÚ BISTRÓ

Captura de pantalla 2015-12-29 a las 15.48.24

Nimú Bistro es el nuevo restaurante en Madrid de la buena cocina. Este moderno restaurante se presenta con una decoración vintage y un ambiente acogedor.Cocinan las sabrosas y tradicionales recetas, presentadas a todo detalle. Para poner un buen ejemplo de ello, en Nimú Bistro encontramos desde un confit de pato desmigado con frutos rojos en pasta brick hasta un tataki de atún con salsa teriyaki.¿A que esperáis para reservar?

EL MANDRIL

el mandil

Situado en la frontera entre las zonas más de moda y aceleradas de Madrid, Malasaña y Triball, el Mandril tiene un ambiente contemporáneo y desenfadado. Destaca por sus platos rápidos de autor. Te recomendamos el pincho de champiñón relleno de gambas y queso o el de huevos trufados, una elección segura!Antes de irte no te olvides de los postres. Prueba el “orgasmo de sabores” o las “galletas oreo con helado de yogur griego y chocolate caliente”. Querrás volver!

LA IMPERIAL DE RAIMUNDO

La-Imperial-de-Raimundo

La Imperial de Raimundo es un sitio perfecto para celebrar la cena de Navidad con amigos en plan Picoteo. Una de las cosas buenas es que como esta ubicado en Nuevos Ministerios luego tendréis un montón de posibilidades para ir a algún sitio cerca a tomar una copa. Quién sabe dónde acabará la noche?

LE COCÓ

lecoco

No es un restaurante francés, aunque por el nombre y la estética pueda parecerlo. Cocó es un restaurante resultón, coqueto, asequible y delicioso. Un acierto para todos los públicos. Con un estilo un tanto naïf y chic que nos encanta.

La carta es ágil, divertida, sencilla y muy rica. Todo muy Mediterráneo, con toques del mundo, muy para compartir, pensando siempre en el buen producto. El encanto se multiplica en la parte de abajo, una planta abovedada, a media luz, perfecta para reunirse entre amigos.

Es el primer restaurante que abre muy cerca de la Plaza de Chueca, que por fin cuenta con una propuesta con horario non stop, y nos alegramos por ello!