Ya sabes de nuestra pasión por los trenes, pero a decir verdad esto no es lo único que nos gusta; al fin y al cabo, este maravilloso medio de transporte es para viajar y, ¿qué mejor parte de un viaje que el destino? Pues de eso vamos a hablar hoy precisamente.

En concreto nos vamos a centrar en uno de los lugares a los que se puede acceder más sencillamente desde nuestra web, porque la concurrencia que tenemos es increíble ¡y los precios como para irte ya mismo! En efecto, hablamos de Madrid, la capital, esa ciudad en la que puedes quedar atrapado durante días sin que te dé tiempo a cumplir ni la mitad de los planes que ofrece.

Una de las características principales de las grandes urbes reside en la capacidad que tienen para brindar miles de ofertas de ocio y restauración gratuitas o por muy poco dinero; y eso es justamente lo que queremos mostrarte en este artículo, así que anímate porque ¡sí, sí, sí, ahorramos en Madrid!

Comer barato

Comer barato en el centro de Madrid está al alcance de cualquiera, y es que entre bares y tabernas típicos de la capital y los restaurantes de comida rápida –a nadie le amarga un dulce de vez en cuando– la cantidad de lugares en los que puedes disfrutar comiendo es innumerable.

Si sabes buscar bien el sitio –hay miles y en algunos de ellos se aprovechan de las circunstancias–, podrás meterte un bocadillo de calamares entre pecho y espalda como uno de los mejores recuerdos de este viaje que quedarán grabados en tu memoria.

Muy típico en la capital es también el Museo del Jamón, donde podrás disfrutar de unas cervezas y de bocadillos de jamón por muy poco dinero; también tienes la opción de gastar mucho en este lugar, pero merece la pena comer barato.

Por último, el centro de la ciudad está completamente plagado de restaurantes que pertenecen a cadenas de comida rápida, tienes opciones para aburrirte y, además, muchas de ellas incluso repetidas varias veces.

Planes gratuitos

Si te informas correctamente podrás encontrar muchos museos –la mayoría de ellos, de hecho– que ofrecen horarios semanales, o incluso diarios, completamente gratuitos. El Museo del Prado, el Thyssen o el Reina Sofía, entre otros, son lugares que merece la pena ver pagando, así que no puedes permitirte desaprovechar su gratuidad.

Al igual que en las pinacotecas, varios lugares históricos como el Palacio Real, el Templo de Debod o el Monasterio del Escorial tienen establecidos momentos de visita gratuita que deberías considerar detenidamente, pues son parte de la historia y están llenos de magia.

Si te apetece dar una vuelta al aire libre, tienes infinidad de monumentos a los que acceder además de los pulmones de la ciudad, como pueden ser el mítico Parque del Retiro –donde por unos 6 euros puedes navegar por su famoso estanque–, los Jardines del Campo del Moro o el Jardín Botánico de Madrid, donde podrás vivir grandes momentos rodeado de naturaleza.

Con RailPanda, tu ahorro es completo

Si te parece genial todo lo que te hemos recomendado para pasar un día genial en Madrid por muy poco dinero, pero crees que no tienes dinero para llegar hasta allí, ya puedes pasarte por la web de RailPanda para convencerte de lo contrario. Si sabemos cómo ahorrar en los destinos, ¿cómo no vamos a ayudarte en el viaje? ¡Si es lo nuestro! Eso sí, ya que compartimos contigo no esperamos menos de ti, ¡danos más ideas! ¡Cuéntanos tus experiencias! Esperamos tus comentarios.