Ya empieza a amainar el verano y comenzamos a verle las orejas al otoño, y con este paso llegan los cambios que todos conocemos: el calor va desapareciendo para dar lugar a la bajada de las temperaturas y la noche se asoma antes. Los más nostálgicos echarán de menos la época estival, pero a decir verdad no todo es tan malo y siempre hay motivos para dejar atrás la tan mencionada y temida depresión postvacacional.

No te preocupes si te cuesta mucho ver el vaso medio lleno -y no nos referimos al agua de las lluvias que se acercan sin piedad-, porque para eso estamos nosotros. ¿Has pensado que el hecho de que atardezca antes hace más sencillo contemplar la puesta de sol? Ya te contamos los mejores lugares para verla desde la playa, y ahora, con la vuelta a la ciudad te señalamos las primeras butacas desde dónde podrás contemplar este maravilloso fenómeno desde Madrid. ¡Toma asiento y llévate unas palomitas!

El Teleférico de Madrid

Recorrer la capital de España desde las alturas es una experiencia espectacular, y eso está claro; pero ¿qué tal si le añadimos un decorado de postal para que la ocasión se convierta en inolvidable? Deslizarte por los cielos de Madrid entre zonas históricas y barrios modernos observando altos rascacielos, palacios y grandes monumentos, no tiene precio si lo haces cuando el sol está cayendo y le da esos característicos tonos anaranjados a todo aquello que ilumina. Intenta montarte en una de las últimas cabinas del teleférico antes del cierre y presenciarás un atardecer absolutamente perfecto.

El Templo de Debod

Uno de los edificios más visitados de Madrid es el templo de Debod, y acercarse por allí cuando el astro rey se está poniendo y comienza a jugar con los tonos dorados de la construcción mientras ambos se reflejan sobre el agua, no tiene precio. Si lo has visitado alguna vez sabrás que, precisamente el agua, es el componente que más magia otorga a este festival de colores cálidos en un templo egipcio con muchísima historia. Y lo mejor son las múltiples perspectivas desde las que puedes ver el atardecer en este punto, porque si decides darle la espalda al monumento durante unos instantes, las vistas te enamorarán por completo.

El Parque del Retiro

En este caso probablemente tengamos un problema, porque hablamos de un recinto tan amplio que reúne cientos de atardeceres increíbles. ¿Cómo señalar solamente uno? ¿Cuáles son tus preferencias? Desde el emblemático estanque -ya sea navegando o como mero espectador-, desde el interior del palacio de cristal, donde sus paredes multiplican la belleza de cada puesta de sol, o desde cualquier punto perdido entre los jardines y plazoletas que dan lugar a este entramado sin igual; en cualquier caso, no bastaría una sola tarde para disfrutar de la despedida diaria de la luz natural en el Retiro, así que marca en naranja dos o tres días de tu calendario y resérvaselos al atardecer.

Con RailPanda, “atardece por muy poco”

Sea cual sea el atardecer que prefieras, con RailPanda te saldrá más barato. No, no nos hemos vuelto locos, sabemos que ver este momento diario es completamente gratis, pero si por cualquier motivo tienes pensado viajar a Madrid al mejor precio, ¡con nosotros lo tienes todo! La información necesaria para no perderte la caída del sol y, por supuesto, los billetes de tren para que te salga casi regalado llegar hasta allí.