Que viajar en tren mola ya debería estar claro, pero eso no quiere decir que sea el único medio de transporte que nos fascine en RailPanda, porque sin ir más lejos, las bicis también nos encantan, ¡y lo barato que sale moverse con ellas todavía más! Y si juntamos nuestra adicción a este vehículo con nuestra pasión por una de las ciudades más increíbles de España, ¿qué obtenemos? La cuarta mejor ciudad de toda Europa para moverte en bicicleta: Sevilla. Y es que con más de 2.500 bicicletas y cerca de 200 kilómetros de carril bici, la ciudad hispalense tiene más que merecido el ser considerada como una de las localidades mejor preparadas a este respecto.

Sin embargo, no conformes con esto, desde Sevilla ofrecen nada más y nada menos que cinco rutas diferentes correctamente diferenciadas y clasificadas de cara al turismo y los autóctonos, quienes además tienen la posibilidad de moverse por todos los barrios de la capital a través de esta inmensa red tejida a través de las grandes avenidas y meticulosamente señalizada; todo un logro digno de ser reconocido. Este servicio, conocido como Sevici ofrece un alquiler de bicicletas notablemente económico para los usuarios, algo que siempre ayuda. Te contamos cuáles son las rutas marcadas para recorrer sobre dos ruedas la capital andaluza.

parking para bicicletas

La Arquitectura Moderna

En Sevilla podrás encontrar la confluencia de arquitecturas de las más variadas y dispares épocas, pero la espectacularidad rige las construcciones de la ciudad independientemente del momento en que éstas fueron erigidas. En el caso de la era moderna, podrás recorrer a través del carril bici 19 edificios creados en los últimos tiempos, entre los que se encuentran la famosa Estación de Santa Justa, el edificio de Catalana Occidente, la Torre Triana y otros lugares que, más allá de la estética, son paradas comunes para propios y ajenos.

Parques y Jardines

El segundo itinerario organizado que se puede recorrer a través de la capital hispalense conecta todos los parques y jardines de la ciudad, pequeños pulmones dentro de la urbe que, en Sevilla, además, son de un gusto estético impresionante. Así, si te subes en tu bicicleta o en cualquiera de las 2.500 que ponen a tu disposición desde Sevici, podrás visitar lugares como el Parque de María Luisa, los Jardines de La Cartuja, el Parque de Miraflores o el de San Jerónimo, entre otros 19 espacios más.

La Arquitectura Industrial

La fábrica de cerveza la Cruz del Campo, la Torre de los Perdigones, la Real Fábrica de Tabacos o el Muelle de Nueva York, son algunos de los edificios a los que podrás acceder desde el carril bici en Sevilla en la tercera de las rutas que se presentan en este entramado, la cual se centra en la arquitectura industrial de la capital de Andalucía.

Centro Ciudad

El cuarto itinerario por el que podrás conducir tu bicicleta está dedicado al centro de la ciudad, y recorre los lugares más emblemáticos de la misma, por lo que suele ser una de las rutas más escogidas por los turistas que se animan a utilizar el carril bici en Sevilla. Entre los 20 lugares que conforman esta línea podrás visitar por ejemplo el Monumento a San Fernando, la Fuente de Híspalis o los palacios de Yanduri y de San Telmo, además del conocido monumento al Cid Campeador.

A orillas del Guadalquivir

La Torre del Oro, el Teatro de la Maestranza, la Puerta de Jerez o el Castillo de San Jorge, protagonizan junto a otros 10 lugares más, el quinto y último de los itinerarios creados especialmente para bicicletas en Sevilla, llamado “A orillas del Guadalquivir”; un recorrido que también resulta muy popular entre los turistas que visitan la capital.

CarrilPanda

Como siempre, desde RailPanda te contamos lo mejor de las mejores ciudades españolas y, por supuesto, las mejores maneras de viajar ahorrando, así que ¿qué más quieres? ¿Billetes de tren baratos? ¿Hemos oído billetes de tren económicos? ¡Pues también los tenemos! Pásate por nuestra web y vete a Sevilla en tren, o adonde tú quieras, al mejor precio. Prepara tu maleta, coge el tren y recorre la ciudad en bici, y cuando vuelvas, ¡cuéntanoslo todo en los comentarios!