Dicen los alicantinos que Alacant es “la millor terreta del món”, es decir, “la mejor tierrecita del mundo”, y aunque no sabemos si es la mejor, sí que podemos decir que es uno de los grandes lugares para visitar en España, y como ya sabes lo que nos gustan los viajes en un par de días, te vamos a presentar todo lo que podrías visitar en la capital de provincia más al sur de la Comunidad Valenciana.

Mar y montaña no es únicamente un nombre de pizza, es un paisaje espléndido que podrás disfrutar al máximo si te da por conocer Alicante en dos días. Pero no se queda ahí la cosa, no; su condición marítima ha dotado a la ciudad de una profunda historia que nunca está de más conocer, así que súbete en el tren porque en esta ocasión te traemos lugares encantadores de todo tipo, y te aseguramos que no te los podrás perder si visitas la costa alicantina, ya sea en verano o en cualquier época del año. ¡Empezamos!

La Playa del Postiguet

Empezamos, para abrir boca, con la Playa del Postiguet, una playa que resulta diferente por estar muy pegada a la ciudad. El casco urbano de Alicante abraza a su costa creando una fusión entre lo natural y lo artificial muy difícil de ver en otros lugares. Si le añades el carácter histórico que supone ver el emblemático Castillo de Santa Bárbara desde la arena, surge una postal que enamora.

La Playa de San Juan

Pero si vamos a hablar de la costa de Alicante, no podemos dejar de hablar de la que está considerada como una de las mejores playas de Europa: la Playa de San Juan. Arena fina y aguas cristalinas componen uno de los lugares más turísticos de la zona, y con razón, porque es lo más similar a un paraíso que podrás encontrar en el sureste español. Se encuentra algo alejada de la ciudad, al contrario que la anterior, pero muy bien comunicada mediante el transporte público.

La Explanada

Se trata de un paseo algo peculiar construido en los años 60, y su predecesor estaba construido con los restos de una muralla que rodeó la ciudad hasta la mitad del siglo XIX, cuando se derribó para que ésta siguiera creciendo. Rodeado de palmeras, una de las peculiaridades que presenta La Explanada es su suelo, compuesto por tres colores, uno de los cuales se conoce curiosamente como Rojo Alicante, pues este mármol únicamente se encuentra en la provincia.

explanada alicante

Parque Canalejas

Un amplio parque, de los primeros que se construyeron en Alicante antes de que sus murallas fueran rodeadas, que alberga árboles centenarios, fuentes y rincones que lo convierten en un escenario perfecto para dar un paseo o pasar un rato leyendo o rodeado de amigos. Se trata de un punto perfecto de reunión, tanto para los alicantinos como para los turistas que visitan la ciudad, que por si todavía no te habías dado cuenta, ¡no te la puedes perder!

La Ciudad Descubierta

Un bombardeo en el año 1691 destruyó el que hasta entonces era el bicentenario Ayuntamiento de Alicante y los edificios que lo rodeaban. A día de hoy, en ese lugar, puedes visitar lo que se conoce como la Ciudad Descubierta, un museo en el que podrás contemplar las ruinas de todas esas construcciones y, de paso, también el actual Ayuntamiento de la capital, ubicado al lado de éste.

Castillo de Santa Bárbara

Otro de los lugares emblemáticos de Alicante –por no decir el que más–, es el famoso Castillo de Santa Bárbara, el que comentábamos que podías observar desde la Playa del Postiguet. Repleto de historia y curiosidades –empezando por que está construido sobre una montaña conocida como la Cara del Moro, debido a la forma de su perfil–, está formado por tres partes diferenciadas, la primera de las cuales fue construida por los musulmanes allá por el siglo IX; una joya de la geografía y la historia españolas que no deberías perderte.

Barrio de la Santa Cruz

Pero para emblemático, este barrio de calles empinadas y fachadas decoradas que se ubica cercano al propio castillo. El conocido como Barrio de la Santa Cruz, presidido por una ermita construida en el siglo XVIII, es uno de los rincones más visitados de Alicante, sobre todo en Semana Santa, cuando una de las procesiones más famosas de la zona recorre sus calles con el Cristo que sale de la ermita.

MARQ

Para terminar, el Museo Arqueológico de Alicante es uno de los más completos en su sector, mostrando una parte muy lejana de la historia de la zona que, además, está perfectamente conservada. Resulta muy frecuente encontrarse en el MARQ con exposiciones temporales de lo más interesante, entre las que se han visto, por ejemplo, obras de la categoría del Discóbolo de Mirón.

Viajar a Alicante es genial, pero con RailPanda mucho mejor

Si crees que te hemos puesto la miel en los labios y que ahora ya es demasiado tarde como para plantearte no visitar Alicante, lo entendemos perfectamente porque a nosotros también nos tiene conquistados; eso sí, desde RailPanda podemos ofrecerte tus billetes de AVE a Alicante al mejor precio para que, al menos, ahorres en el transporte, que nunca está de más.