Madrid es la ciudad española que todos deberíamos visitar al menos una vez en la vida. Quienes viajan a Madrid en tren, se quedan prendados de su ambiente metropolitano, del calor de su gente y de su oferta de ocio. Hablamos específicamente del tren por la comodidad de llegar directamente al centro de la ciudad, sin necesidad de desplazarnos con otro transporte público desde las afueras. Y con la rapidez que nos ofrece el tren para llegar a Madrid casi desde cualquier parte de España.

Queremos pasarte cinco recomendaciones gastronómicas muy originales, por si te animas a comprar tu billete de tren y venirte a la capital. Cinco restaurantes con encanto y originales que te dejarán con la boca abierta. Eso sí, ciérrala para masticar, una vez estés en la mesa 😉

  1. Restaurante Mezclum

Después de un largo día de turismo por Madrid en el que hemos comprendido el verdadero significado de viajar, solo tenemos ganas de tumbarnos en la cama y descansar las piernas. La primera idea es irnos al alojamiento y cenar allí, pero esta no es la decisión de aquellos que conocen el Restaurante Mezclum. En la parte trasera del mismo, disponen de camas para el disfrute de sus clientes. Te sirven la comida en una mesa que colocan sobre la cama, para poder cenar recostados y tener un total confort, si así se desea. Mezclum ofrece una carta variada de cernes, pescados y verduras. Se encuentra en la calle Príncipe, 16.

2. La Gatoteca

Si eres un amante de los gatos, La Gatoteca es, sin duda, tu sitio. Tras el viaje a Madrid en tren, es hora de dejar las maletas y de salir a conocer la ciudad, haciendo una parada obligatoria en esta cafetería. Lo característico de ella es que puedes tomarte algo rodeado de tu familia o amigos pero también de unos lindos gatos. Estarán remoloneando por allí, en busca de cariño. La Gatoteca está en la calle Argumosa, 28.

3. El último pecado

Este restaurante tiene un objetivo claro: hacer disfrutar a sus clientes mientras comen, cenan o se toman una copa. El último pecado está formado por varios espectáculos como pueden ser monólogos, karaokes, animaciones, concursos, etc. Cada uno de los programas que ofrecen, incluyen actividades extra entre las que se encuentran discotecas o circuitos termales. Se ubica en la calle conde de Peñalver, 33.

4. El kuru

Es un espacio que ofrece cocina eléctrica con sesiones de risoterapia. Los monólogos y los concursos serán el detonante de una cena inolvidable durante las vacaciones en Madrid. Albergan espectáculos tanto para parejas y familias, como para grupos de empresa o despedidas y cumpleaños. El Kuru está en la calle Gran Vía, 7-9.

5. Ojalá

¿En Madrid no hay playa? Eso que se lo digan a los clientes del restaurante Ojalá. El suelo está lleno de arena, como si de una playa se tratase. Comerás y/o cenarás mientras pisas la arena de la playa o te tumbas sobre ella. ¡Quién te lo iba a decir cuando ibas en el viaje a Madrid en tren! Ofrece ensaladas, hamburguesas, sándwich, zumos, cafés, tartas… y se encuentra en la calle San Andrés, 1.