Los trenes son un medio de transporte cargado de historias y de significados, de lugares y momentos secretos que poca gente conoce y de sucesos curiosos que seguramente llamarían tu atención; pues bien, RailPanda no está aquí únicamente para facilitarte el ahorro en tus viajes – ¡aunque eso es lo que mejor se nos da!–, sino también para que te diviertas con nosotros, por eso hemos preparado una selección de secretos y curiosidades sobre trenes que seguramente te harán pasar buenos ratos, así que ¡ponte cómodo porque arrancamos con nuestra primera entrega!:

  1. Empecemos por el principio, cuando el inventor de la primera locomotora a vapor, Richard Trevithick, patentó su creación en 1803 para luego vender la propia patente a Samuel Homfray, dueño de una ferrería. Menos mal que aquel solo fue un primer paso y no el invento definitivo, ¡de lo contrario se estaría tirando de los pelos!
  2. Lo que sí que podría patentarse es el hotel cuyo subsuelo alberga una estación de trenes secreta, y más todavía teniendo en cuenta a qué estaba destinada. Se trata del hotel Waldorf Astoria de Nueva York, construido en 1931 y un lugar habitual para el que fuera presidente de los Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, el cual ocultaba a los americanos su poliomielitis encontrando en esta estación un aliado: se trasladaba así al hotel para no dejarse ver en la puerta principal del mismo.
  3. Aunque para túneles secretos plagados de vías, los que ocultan el conocido tren del oro. La leyenda cuenta que los nazis lo dejaron oculto en algún lugar subterráneo en Polonia cuando supieron que el Ejército Rojo se acercaba, y desde entonces nadie lo ha visto. Sea leyenda o realidad, la cuestión es que se habla de cazatesoros, amenazas y asesinatos en torno a este suceso.
  4. Y las leyendas nos llevan por las vías desde Polonia hasta Suecia, más concretamente hasta Estocolmo, donde se habla de un tren fantasma que recoge pasajeros fantasmas en una estación abandonada. Silverpilen y Kymlinge son los nombres respectivos del convoy y de la estación, los cuales hace tiempo funcionaban con normalidad transportando a seres humanos de carne y hueso.
  5. De trenes fantasmas nos vamos a un cementerio de trenes, un lugar que a nosotros nos parece tan nostálgico como interesante. La ciudad que lo alberga es Uyuni, municipio boliviano donde se vio por primera vez un ferrocarril en la historia de este país.
  6. Sin movernos de Suramérica y sus mitos llegamos a la Patagonia, donde se puede revivir un robo histórico a bordo de un tren en el Patagonia Express.
  7. A veces la vía que separa la realidad de la ficción es muy estrecha, y eso es lo que debió pensar Walt Disney, quien dibujó por primera vez a Mickey Mouse en un viaje en tren con su mujer.
  8. Pero ésa no es la única ficción famosa que se relaciona con los trenes, y es que ¿quién no ha oído hablar del andén nueve y tres cuartos? y ¿cómo te quedarías si te decimos que el famoso escenario de Harry Potter existe realmente? Los padres de J.K. Rowling se conocieron en la estación de King cross y ella quiso homenajearlos ubicando allí el inicio de su obra, que tomó forma en la realidad de este mágico lugar.