Los viajes en tren son un libro por escribir en la vida de cada persona, hay historias de todo tipo acerca de estas aventuras y tú también podrías escribir la tuya. Los asientos de los vagones son un lugar maravilloso donde conocer gente, vivir anécdotas emocionantes e inolvidables, y ¿por qué no? también para enamorarse. ¿Quién te dice que no puedes encontrar al amor de tu vida sobre las vías? Aquí te contamos 11 maneras diferentes en las que podría pasar.

  1. Interrail: viajar por Europa con gente joven, con ganas de conocer, aprender y sobre todo disfrutar es una experiencia increíble para quienes la viven. ¡Sin duda, la mejor manera de ahorrar moviéndote a lo largo y ancho del continente y una oportunidad irrepetible para enamorarte hasta las trancas!
  2. La música: compartir auriculares y escuchando tus canciones favoritas con la persona que está sentada al lado puede ser un gran descubrimiento; quizás a través de ellos compartáis también gustos musicales y miles de cosas más y de repente, casi sin darte cuenta ¡También compartís la vida!
  3. La literatura: los libros, junto con los perros, son uno de los mejores amigos del ser humano; del mismo modo que el tren es uno de los mejores lugares para leer, y al igual que puede ocurrir con la música, los gustos literarios son un gran inicio para una relación única, ¡De libro!
  4. Viajes con amigos: un viaje con amigos es uno de aquellos momentos en el que dos personas del grupo se pueden enamorar y volver de las vacaciones convertidos en pareja, ¿Quién sabe? El hecho de sentarse juntos en el tren puede traicionar a los sentimientos de cualquiera y convertir una vieja amistad en una nueva y radiante relación.
  5. Viajes de pareja: no te asustes, no nos referimos a que te enamores de otra persona, sino a que refuerces aquello que tenéis construido. Estéis mejor o peor, un viaje en tren siempre podrá ayudaros a mejorar y a reencontraros como el verdadero amor que siempre estuvo ahí. Las charlas, el contacto y el romanticismo del tren son un trampolín genial para cualquier pareja.
  6. Viajes de negocios: si viajas en tren por trabajo y tus niveles de estrés están por las nubes, encontrarás pocas maneras mejores para relajarte que con una conversación con alguien desconocido en la que te olvides un rato de todo… ¿Cómo sabes que esa persona no puede ser el amor de tu vida?
  7. Compartiendo mesa: si compras tus billetes a través de RailPanda y compartes mesa porque sabes que es una de las mejores maneras de ahorrar viajando, no sabes quiénes serán los afortunados que te acompañen y compartir mesa es compartir viaje; unas miradas enfrentadas son la semilla más fértil para que nazca el amor, ¡lo malo es que no podemos quitar la mesa para que te lances a sus brazos!
  8. Equivocándote: perder el tren, pasarte de estación… no te alteres; todo tiene solución y quizás eso te pasó por algo. No tienes ni idea de las historias que te podrás encontrar detrás de ese maldito error, que tal vez se convierta en bendito si con él llega el amor de tu vida.
  9. El cine: volvamos a la cultura, porque a nosotros nos encanta, sabemos que a ti también y ¡no te haces una idea de lo que une! Comentar una película que has visto en el tren con alguien que no conocías puede ser la primera piedra sobre la que construir vuestra relación.
  10. Las preguntas: nadie lo sabe todo y cuando viajas a un lugar que no conoces las preguntas son inevitables, y de su mano llegan las conversaciones, los acompañamientos y ¿por qué no puede llegar el amor?
  11. Por supuesto, con RailPanda: a nosotros nos encantan los trenes, nos encantan los viajes y nos encanta el amor, así que estaremos encantados si cuentas con nosotros para comprar tus billetes de la manera más barata y ¡encima de regalo te llevas puesto al amor de tu vida! Estamos ansiosos por escuchar tus historias y por ayudarte a vivir mil experiencias increíbles. ¿Te ha ocurrido a ti también? ¡Cuéntanoslo!